Cómo me inicié en el Crochet (ganchillo)

Imagen

Este era un post pendiente que tenía desde que ví algo similar en el blog de Daniela (Pompons Party) y bueno, ya que he retomado, este es el minuto para hacerlo.

Me acuerdo que tenía más o menos 9 años cuando a inicio de año supimos que tendríamos clases de Técnicas Manuales con la Seño Rosa, una Señora que era como las abuelitas, pero del terror (de verdad del terror), todos los alumnos le tenían respeto o derechamente le temían, y no recuerdo bien porqué, pero hasta el día de hoy si le preguntas a muchos chicos de mi cole ya crecidos, compartimos la misma idea, esta señora era TERRORÍFICA. Y bueno, como buena señora vieja, sobretodo profesora de la vieja escuela, las “niñitas mujeres” debían aprender lo que una buena damita debía aprender (tejer a crochet, palillos y bordar), y los “niñitos hombres” debían aprender lo que un cabalero debía aprender (trabajar la madera).

No recuerdo cual fue la primera tarea específicamente, si recuerdo que se me pidió que llevara un ovillo de lana, y un crochet de un número específico, y luego ya estábamos las 5 o 6 mujeres del curso haciendo cadenetas.

Estábamos tan entusiasmadas con esto de la lana, que como buenas chicas judías, nos entusiasmamos con el tema y empezamos a conseguirnos lanas e hilos con nuestros amigos y familia, y empezamos a hacer trenzas de lana, y a venderles a otros cursos. Luego nos asociamos con las chicas del curso de abajo de nosotras, y empezó la mafia de las pulseras de lana (ya en esa época estábamos como en 4to Básico).

Uno de los primeros trabajos que hicimos fue un císne que era para poner el jabón, completamente a crochet y con el cuello de alambre forrado en lana, recuerdo tanto este trabajo porque me esforcé muchísimo y a la profe le gustó tanto que decidió llevar a exponer este trabajo y el de otra compañera a una “expo fuera del cole” y bue… luego se “perdieron” (la verdad yo creo que fueron regalos de fin de año para alguien o algo así).

Luego de eso tuve otras profes y nos pidieron uno que otro trabajo y nunca más toqué el crochet para muchas cosas, salvo para jugar un rato, lo dejaba y punto, pero siempre mantuve un par de lanas guardadas por ahí, hasta que cuando entré a la universidad volví a tomar el crochet y decidí comenzar a hacer algunas cosas para matar el tiempo, de lo que ya hace 4 años se volvió un vicio y no pude parar de tejer.

Hay aún muchos patrones que aveces me cuesta entender, pero hay muchas cosas del crochet que tengo tan automatizadas y sumergidas en la obviedad de mi ser, que me cuesta mucho explicarle ciertos movimientos que hago a otras personas cuando les enseño, ya que yo no los pongo en duda, simplemente los hago desde los 9 años y punto, y creo que por eso no me acuerdo mucho de la primera vez que tomé un crochet, recuerdo que sólo lo hice y derepente ya sabía tejer.

Anuncios

Acerca de andysztein

Mujer, 28 años, Fotógrafa Profesional, cesante permanente (freelanceando para ud), pololeando, no quiero ser una moderna ama de casa.
Esta entrada fue publicada en crochet, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s