Nunca estas preparado para dejar ir a quienes quieres.

A medida que vamos creciendo vamos entendiendo ciertas cosas en la vida y damos por entendido que tenemos que pasar por momentos difíciles y a todos nos toca casi por igual: despedir a nuestros padres es lo natural y es la ley de la vida ya que todos vamos a morir lo queramos o no.

Mi papá tiene 58 años y los cumplió el 16 de Febrero.

Cuando yo era chica pensaba que él era invencible, abogado y más encima “juez de la república”, por lo que yo amenazaba a todo el mundo con que él era juez y se lo iba a llevar preso (hasta el día de hoy muchos amigos y padres de ellos se acuerdan), yo era hija de un juez y si me molestaban él iba a mandar preso a todo el mundo porque yo era su hija y que tuvieran cuidado (error, cuando él se enteró que yo a los 6 años le dije eso a un profe, la cachetada y el castigo por andar mandando presa a la gente y amenazándola fue grande, sobretodo porque el castigo fue ejemplar y me mandó incomunicada a mi pieza sin tele y sin juguetes).

Comencé a crecer y mi papá se me comenzó a hacer más humano y dejó de ser el rey que yo pensaba que era y comenzó a ser el ser humano que se equivocaba y que trabajaba mucho y fumaba, con el que comencé a compartir más cosas pero al mismo tiempo a distanciarme un poco ya que comprendí que a él no le enseñaban a ser papá y comenzamos a tener discusiones. Como no ibamos a discutir si eramos tan parecidos que explotábamos con los demás, y entre nosotros la batalla era tan intensa que nos enfrentábamos con las mismas armas, las palabras duras y fuertes.

Agradezco a dios parecerme a mi papá, pero las cosas malas las intento no copiar, y fue así como entendí que el tenía un problema, tenía una adicción que se hacía cada vez más intensa, y al mismo tiempo comenzaba sin darme cuenta a tener por mi lado otra adicción. La mía era la comida y la de él el cigarrillo, siempre consideré que mi papá era una persona gorda, desde que pude aprender a hablar le ponía la oreja en la guata y le preguntaba: “guagua?”. 

Llegó un punto en que yo no daba más con mi adicción, estaba ya pesando bastante más de lo que me correspondía para los 18 años que tenía y el día anterior a mi primer día de clases en la universidad mi papá tuvo un accidente vascular que lo dejó tuerto (era hipertenso y no seguía las indicaciones de tomarse los medicamentos, ni de comer sin sal), desde ese entonces todo comenzó a ir cuesta abajo y en picada en cuanto a su salud, estuvo en coma inducido por 3 semanas y nos despedimos por primera vez de él.

Saliendo mi papá de esa estadía en la clínica lo seguí yo, estaba enferma y necesitaba ponerle un stop a todo eso y a la semana de su estadía en la clínica ingresé yo a la cirugía que muchas veces he comentado y me cambió la vida, yo adelgacé, cambió toda mi vida en cuanto a mi misma, pero mi papá se quedó en el camino, y poco después, sin haber dejado de fumar, volvió a caer en la clínica, era un paciente con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva).

Era el día del padre, habían pasado pocos meses y mi papá se estaba poniendo morado, rajamos a la clínica y nuevamente estuvo en coma inducido, esta vez en santiago, luego de eso creo que cayó alguna vez más o entre medio de la anterior si no me equivoco otra vez, no estoy bien segura, pero se que no fueron dos.

Los años pasaron y muchas veces intentó, dejó de fumar un tiempo pero volvía, hasta que en Marzo del 2012 decidió hacer un tratamiento completo y dejó de fumar, pero su cuerpo estaba tan degradado que ya tenía un Enfisema que iba a avanzar sin importar que él había dejado su vicio.

Es dificil entender y comprender que tu papá está enfermo, que de a poco se muere y eso es lo más difícil, la agonía y el desgaste familiar que eso implica, porque todo el mundo sabe que todo muerto es perfecto y yo quiero aclarar que se que mi papá no es perfecto, yo tampoco y creo que pensarlo siquiera ya lo hace imperfecto, pero nosotros queremos a la gente que no es perfecta, con todo lo bueno y a pesar de lo malo.

Dentro de este camino es que me empecé a dar cuenta de que mi papá cada día se iba disminuyendo más y que las enfermedades que tenía no iban a retroceder porque era imposible y como él no seguía los tratamientos aún más. Comenzamos a tomar precauciones como contratar servicios de ambulancias, ya que se hizo cada vez más agudo el asunto de que no podía respirar, sobretodo en invierno y ya durante el 2013 la cuesta abajo se fue en picada, yo sabía que estaba cada día peor, él tenía mucha rabia dentro y comenzamos a tener conflictos más serios, pero por sobre todas las cosas yo quiero dejar claro que lo sigo queriendo, porque podía ser el papá más porfiado del mundo, pero ese amor que sientes por él no se acaba, es incondicional y es lo que más duele.

El 27 de febrero fue el último día de esta larga batalla en que tuve a mi papá en la casa, no debería haber estado hasta ese día, yo ya estaba muy cansada con toda esta situación y aunque estaba enojada ya sabía que nos quedaba poco tiempo, y dentro mío estaba sufriendo mucho, no solo yo, sino que toda mi familia, ya que entrar y salir de clínicas es agotador y conflictivo no por las cuentas, sino que por el desgaste anímico que esto implica.

Desde ese día mi papá no ha mejorado y ha comenzado nuestra despedida, la gente me dice que no me preocupe pero que se va a recuperar, pero yo se que él no da más y que quiere partir, su cuerpo ya no le responde, y tenemos claro que sus pulmones no se van a regenerar, que él está muy cansado y que nosotros como grupo familiar estamos sufriendo mucho porque no podemos ayudarlo (esto es lo que me hace llorar, que me da pena y rabia, porque si yo pudiera ayudarlo, darle uno de mis pulmones lo haría). Después de muchas peleas, de ver como se transforma en un energúmeno que grita y pelea con todos y dice cosas feas por la falta de oxigenación, comprendí que no era él, sino que la enfermedad que lo consumía y muchas veces hablaba por él, y es ahí que me di cuenta de todo lo que él sufría, mi papá se encuentra preso de un cuerpo que ya no le sirve, se me está muriendo de a poco y yo no puedo ayudarlo y es terrible.

Estos días he aprovechado para conversar con él, aunque con una traqueotomía es dificil ya que se desespera y no le sale voz (la traqueo pasa por las cuerdas vocales), he tenido que aprender a leerle los labios para poder entender algunas cosas básicas. Hace unos días aproveché de hablar con él y decirle que lo dejaba ir, y se ha ido tranquilizando porque sabe que no queremos retenerlo, porque queremos que él esté bien y si el lo está, nosotros lo estaremos pero es muy dificil porque yo no se que es la vida sin él.

Yo se que todos los que leen, pasaron o van a pasar eventualmente por esto, y eso es lo que me mueve a escribir esto. Necesito compartirlo porque se que a alguien le va a servir, que no va a dejar de tener pena en el momento en que vea que alguien que quiere va a partir y se va a morir, porque la muerte es inevitable, y todo el mundo de va a dar vibras, energías, pero todos se olvidan de que aunque te prepares mentalmente (yo tuve 9 años preparándome para este momento), el momento llega y tu no estas preparado del todo, te vas a despedir mil veces, pero esas mil veces no se van a llevar el dolor que vas a sentir, porque dejarlos ir, dejarlos partir es el acto de amor más doloroso de la vida.

Yo no se cuantos días o cuantas horas más tengo con mi papá, pero necesito saber que no siente dolor, estar a su lado y que estos últimos minutos con él, él está tranquilo y me siente a su lado. Yo tengo pena pero es mi deber ser lo suficientemente fuerte para que mi mamá siga adelante quien es la que más me preocupa, yo he salido adelante muchas veces, y en estos momentos mantener a todos en pie es mi deber, mientras mi mamá está en pie yo me mantengo en pie también, verla sufrir a ella también me parte el alma, pero hay que salir adelante porque la vida sigue.

Solo me queda decir que aunque hayan muchas peleas en la vida, tus papas son los únicos seres incondicionales, a mi me tocaron dos padres con muchas fallas, que no nacieron sabiendo, pero son mi amor incondicional, y siempre compartiremos algo que no compartimos con nadie más, nos amamos desde el primer momento en que nos vimos, y no vamos a dejar de hacerlo nunca.

 

Anuncios

Acerca de andysztein

Mujer, 32 años, Fotógrafa Profesional, Tejedora Fulltime, dueña de @sawahechoamano, casada hace casi 2 años con Pablo, hago clases, tengo un blog y administro mi marca de tejidos hechos a mano, hago envíos a todo Chile y el mundo, y ahora hago reviews.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Nunca estas preparado para dejar ir a quienes quieres.

  1. Ale dijo:

    Pucha, es súper joven tu papá… yo perdí al mío hace poco y mi marido al suyo recién y aún los tengo a los dos ahí presentes, recordando como eran, mirando sus fotos y pensando que están cerca.
    Mientras viví en la casa pasaba peleando con mi papá porque creo que también nos parecíamos. Y no pude despedirme de él porque se fue yendo de a poco. Al final ya era casi su cuerpo no más, porque su esencia hace tiempo que se había ido. No sé si eso hizo que fuera más fácil, nos dio tiempo para prepararnos, aunque no lo hizo menos triste.
    Entiendo que uno sólo espera que dejen de sufrir. Yo veía sufrir a mi suegro y deseaba que se acabara ya, me partía el corazón verlo y sentir sus gemidos y no poder hacer mucho por aliviarlo. El me miraba con unos ojos llenos de melancolía que no voy a olvidar. Era una mirada que pedía disculpas y yo sólo quería transmitirle que estaba con él y su dolor…
    Yo me dediqué a buscar fotos de ellos. Mirar las fotos y entender que habían tenido una vida plena y bonita me ayudó.
    Un abrazo!

    • andysztein dijo:

      Muchas gracias, la verdad es que esta despedida ha sido dificil por lo larga que ha sido, pero aprovechando a concho los últimos momentos que tengo con él.
      Abrazos

    • andysztein dijo:

      Ale, hoy se me fue a las 10:15am

      • Ale dijo:

        Y vino ya… Tú sabías que no tardaría en llegar.
        He visto las bellas fotos que has subido de él y creo que ellas también pueden ser un consuelo en estos momentos al poder verlo en sus momentos felices y sentir que su vida no fue en vano y que si él no hubiera existido, tal vez tú tampoco.
        Te envío un gran abrazo y mis deseos de que la pena pase pronto, pero el recuerdo de tu querido padre te acompañe siempre.

  2. tejoyerias dijo:

    Andrea querida:

    Aunque no conozcas la fe, ésta siempre tiene una respuesta esperanzadora .
    Tan intangible como el amor, ella es una realidad verificable a través de sus logros y signos.
    Tienes la paz de haber hecho lo debido en su momento, desde el alma,
    Basta con eso, el resto afortunadamente, no es de nuestra competencia.
    Confianza y acrisola su legado, desde lo que perfeccione tu existencia hacia el bien, es lo que siempre te hará senrtirle cerca y te regalará nuevamente una sonrisa al recordarle.

    Un abrazo..

    • andysztein dijo:

      Ayer nos despedimos de mi papá, ahora está bien, descansando y cuidándonos desde otro plano.
      Yo se que él quería lo mejor para nosotros, y tuvimos tiempo para despedirnos.

  3. CAROLINA MACHUCA dijo:

    Andrea, te envió una abrazo debe ser muy triste estar sin tu papa, tuve la suerte de conocerlo, cuando vivió en la XI Región, soy funcionaria del Tribunal de Chile Chico y fue muy grato tenerlo con nosotros y conocerlo, aun me acuerdo del dia de su despedida, cuando se iba a trabajar al 1º Juzgado de Coyhaique y le teníamos un presente una chaqueta de pesca, estaba tan contento, aunque la chaqueta de pesca era como angostita, nos reimos tanto, cuando venia, tenia un sentido del humor increíble. y muchas veces tambien nos aconsejaba como un padre, de verdad andrea te envio un abrazo grande y mis condolencias a ti y a tu familia que debe ser muy bella.

    • andysztein dijo:

      Uy, mi papá disfrutó tanto la estadía en Chile Chico, sobretodo porque conoció a gente valiosísima que recordaba con mucho cariño. En esa época nosotros estabamos en stgo y viña, yo no podía vivir con él porque estaba estudiando, ahora estoy titulada, alcanzó a verme titulada y felíz.
      Muchas gracias por tus condolencias y por escribir, la verdad es que tuve un papá excelente, humano y con defectos, pero mío.

  4. Patricia Moyano dijo:

    Tu historia fue la mía. Mi papá partió a otra dimensión en una clínica, con los pulmones como pebre, con su traqueotomia, deteriorandose cada vez más. Partió un 13 de noviembre de 2012, justo el día de cumpleaños de mi mamá, el maldito pucho le pasó la cuenta. Te comprendo tan pero tan bien como tu no imaginas. Se fue en un placido sueño y todos nos despedimos de él en la habitación de la clínica porque nos advirtieron los doctores y las enfermeras que a pesar de que lo tenían en ese estado de sueño él escuchaba todo lo que hablábamos ……. Un beso !!!

    • andysztein dijo:

      Es horrible tener que pasar por eso, pero siento ahora que de verdad donde sea que esté está mejor, ha sido un proceso dificil, mi papá nose porque estuvo conciente hasta el final aunque clinicamente era imposible con la saturación que tenía, nos mandó a dormir a la casa para partir solo, y lo dejamos ir. Abrazos para ti, es reconfortante saber que no estoy sola en esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s